martes, 25 de febrero de 2020

FELIZ CUARESMA


MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2020.


«En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)

Queridos hermanos y hermanas:

El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón. De hecho, este Misterio no deja de crecer en nosotros en la medida en que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos, respondiendo de modo libre y generoso.

El Misterio pascual, fundamento de la conversión

La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús: el kerygma. En este se resume el Misterio de un amor «tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo» (Exhort. ap. Christus vivit, 117). Quien cree en este anuncio rechaza la mentira de pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida, mientras que en realidad nace del amor de Dios Padre, de su voluntad de dar la vida en abundancia (cf. Jn 10,10). En cambio, si preferimos escuchar la voz persuasiva del «padre de la mentira» (cf. Jn 8,45) corremos el riesgo de hundirnos en el abismo del sinsentido, experimentando el infierno ya aquí en la tierra, como lamentablemente nos testimonian muchos hechos dramáticos de la experiencia humana personal y colectiva.

Por eso, en esta Cuaresma 2020 quisiera dirigir a todos y cada uno de los cristianos lo que ya escribí a los jóvenes en la Exhortación apostólica Christus vivit: «Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa. Contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123). La Pascua de Jesús no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren.

Urgencia de conversión

Es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20). Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene.

De hecho, el cristiano reza con la conciencia de ser amado sin merecerlo. La oración puede asumir formas distintas, pero lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón, para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad.
Así pues, en este tiempo favorable, dejémonos guiar como Israel en el desierto (cf. Os 2,16), a fin de poder escuchar finalmente la voz de nuestro Esposo, para que resuene en nosotros con mayor profundidad y disponibilidad. Cuanto más nos dejemos fascinar por su Palabra, más lograremos experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros. No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él.

La apasionada voluntad de Dios de dialogar con sus hijos

El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión nunca debemos darlo por supuesto. Esta nueva oportunidad debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra. A pesar de la presencia —a veces dramática— del mal en nuestra vida, al igual que en la vida de la Iglesia y del mundo, este espacio que se nos ofrece para un cambio de rumbo manifiesta la voluntad tenaz de Dios de no interrumpir el diálogo de salvación con nosotros. En Jesús crucificado, a quien «Dios hizo pecado en favor nuestro» (2 Co 5,21), ha llegado esta voluntad hasta el punto de hacer recaer sobre su Hijo todos nuestros pecados, hasta «poner a Dios contra Dios», como dijo el papa Benedicto XVI (Enc. Deus caritas est, 12). En efecto, Dios ama también a sus enemigos (cf. Mt 5,43-48).

El diálogo que Dios quiere entablar con todo hombre, mediante el Misterio pascual de su Hijo, no es como el que se atribuye a los atenienses, los cuales «no se ocupaban en otra cosa que en decir o en oír la última novedad» (Hch 17,21). Este tipo de charlatanería, dictado por una curiosidad vacía y superficial, caracteriza la mundanidad de todos los tiempos, y en nuestros días puede insinuarse también en un uso engañoso de los medios de comunicación.

Una riqueza para compartir, no para acumular sólo para sí mismo

Poner el Misterio pascual en el centro de la vida significa sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras, de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra, de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría.

Hoy sigue siendo importante recordar a los hombres y mujeres de buena voluntad que deben compartir sus bienes con los más necesitados mediante la limosna, como forma de participación personal en la construcción de un mundo más justo. Compartir con caridad hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo. Podemos y debemos ir incluso más allá, considerando las dimensiones estructurales de la economía. Por este motivo, en la Cuaresma de 2020, del 26 al 28 de marzo, he convocado en Asís a los jóvenes economistas, empresarios y change-makers, con el objetivo de contribuir a diseñar una economía más justa e inclusiva que la actual. Como ha repetido muchas veces el magisterio de la Iglesia, la política es una forma eminente de caridad (cf. PÍO XI, Discurso a la FUCI, 18 diciembre 1927). También lo será el ocuparse de la economía con este mismo espíritu evangélico, que es el espíritu de las Bienaventuranzas.

Invoco la intercesión de la Bienaventurada Virgen María sobre la próxima Cuaresma, para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor. De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5,13-14).

FRANCISCO.

El 26 de febrero es miércoles de ceniza.
Es el comienzo de la temporada de Cuaresma.
- un tiempo para una oración más profunda,
la conversión y acción transformadora.
 
"Reconocer nuestra complicidad en sistemas que lastiman, disminuyen e ignoran a los y las demás y a nuestra tierra, es un signo de nuestra capacidad para responder a la llamada de Dios de una manera nueva: la de la fortaleza en la debilidad. La consciencia de nuestra complicidad personal, comunitaria, congregacional e institucional en sistemas injustos nos hace humildes. Nos invita a estar más abiertos y abiertas a la obra transformadora del Espíritu en nosotros y nosotras y en el mundo."
Ser Artesanas de Esperanza en Nuestro Mundo Bendecido y Roto, p. 15

jueves, 9 de enero de 2020

LA BUENA NOTICIA DE LAS EMOCIONES


LA BUENA NOTICIA DE LAS EMOCIONES


 TE ESPERAMOS PARA REANUDAR EL CAMINO

PLÁNTATE HITOS 
PÓNTE JALONES DE RUTA
 PRESTA ATENCIÓN A LA CALZADA
 Y SOBRE TODO 
QUE NO SE MARCHITE TU CORAZÓN (Jeremias 31.21)

lunes, 6 de enero de 2020

Día de Reyes


Es una súplica que hacemos en todas las edades
El pueblo se llena de nietos, sobrinos primos y familiares vamos detrás del tractor de los Reyes
El tractor de los Reyes viene adornado y con muchos pajes
En la Parroquia llegan los Reyes  para dar los regalos a los niños, se comienza por una pequeña oración y luego se nombran los niños que suben solos o acompañados según la edad
Ambiente familiar, entrañable


sábado, 7 de diciembre de 2019

Retiro de un grupo ZEN



EL ARTE DE VIVIR DESPIERTO
PRACTICAS  DE LA PLENA CONSCIENCIA

La construcción del movimiento de la plena consciencia
Escuchar una charla del Dharma

La meditación caminando
Meditación sentada

De vuelta a casa

Encuentra un rato en tu vida diaraia para detenerte y disfrutar de unas cuantas respiraciones en silencio

Retiro de Adviento 30 Noviembre 1-Diciembre

¿Una asignatura pendiente? 

Los cristianos del siglo XXI estamos acostumbrados a estudiar a Jesús, trabajar por Jesús, sufrir por Jesús…

Pero no estamos acostumbrados a disfrutar con Jesús. Sin embargo, los evangelistas nos invitan constantemente a la alegría, al gozo, a la fiesta. A Jesús nunca se le ocurrió una parábola en estos términos: “El reino de los cielos es semejante a unas plañideras que vienen de enterrar a un muerto…”. En cambio, en sus parábolas, resuenan constantemente palabras como “boda”, “expectación”, “asombro”, “vino nuevo”, “banquete”, “cosecha abundante”…

La Resurrección de Cristo “nos ha abierto una puerta que ya nadie puede cerrar” (Ap 3,8); es la puerta de la esperanza, de la alegría, del entusiasmo, de la ilusión por la vida. Así, ha llegado el momento de reivindicar el gozo de creer en Jesús, porque, parafraseando a Pascal, no debiera haber “nadie tan feliz como un cristiano auténtico”.

Eramos pocas, lo que facilitó la oración compartida, las alegrias y experiencias de vida que confirman el GOZO DE CREER EN JESÚS

El otoño se acerca en Santa María de Huerta


EL OTOÑO SE ACERCA CON MUY POCO RUIDO

El otoño se acerca con muy poco ruido:
apagadas cigarras, unos grillos apenas,
defienden el reducto
de un verano obstinado en perpetuarse,
cuya suntuosa cola aún brilla hacia el oeste.

Se diría que aquí no pasa nada,
pero un silencio súbito ilumina el prodigio:
ha pasado
un ángel
que se llamaba luz, o fuego, o vida.
Y lo perdimos para siempre.
– Ángel González



Señor: es hora. Largo fue el verano.
Pon tu sombra en los relojes solares,
y suelta los vientos por las llanuras.

Haz que sazonen los últimos frutos;
concédeles dos días más del sur,
úrgeles a su madurez y mete
en el vino espeso el postrer dulzor.

No hará casa el que ahora no la tiene,
el que ahora está solo lo estará siempre,
velará, leerá, escribirá largas cartas,
y deambulará por las avenidas,
inquieto como el rodar de las hojas.

Autor del poema: Rainer Maria Rilke

martes, 19 de noviembre de 2019

Cursillo de Mediación


Cursillo  de Mediación  de los alumnos del Colegio del Sagrado Corazón de Chamartín


Foto de la capilla y galerias del colegio de Chamartin
El Sagrado Corazón que abre la puerta y acoge a la entrada del colegio

Los alumnos en unos trabajos.
En varios colegios se puso en marcha hace años el Programa de Mediación, con la participación de los alumnos en los conflictos. entre compañeros.

Sesión del cursillo
Sesión con el protagonismo de los alumnos.

Se adjunta 
Guía realizada por: GEUZ Gatazka Eraldatzeko Unibertsitate-Zentroa Centro Universitario para la Transformación de Conflictos Edita Departamento de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco

CÓMO PONER EN MARCHA, PASO A PASO, UN PROGRAMA DE MEDIACIÓN ESCOLAR ENTRE COMPAÑEROS/AS

Presentación.

1. La convivencia escolar: líneas y programas de intervención. 
2. La mediación escolar.
  • ·        2.1. Definición y objetivos.
  • ·        2.2. Tipos de programas.
  • ·        2.3. Principios y fundamentos educativos.
  • ·        2.4. Conflictos mediables.

 3. Fases para implementar un programa de mediación entre compañeros/as
  • ·        . 3.1. El compromiso del centro y la creación del equipo coordinador.
  • ·        3.2. El diseño del programa y del proceso de implementación.
  • ·        3.3. La selección del equipo mediador.
  • ·        3.4. La formación del equipo mediador.
  • ·        3.5. La difusión del programa.
  • ·        3.6. La organización del servicio de mediación.
  • ·        3.7. La coordinación y el seguimiento.
  • ·        3.8. La evaluación.


 4. Recursos para saber más

Guía realizada por: GEUZ Gatazka Eraldatzeko Unibertsitate-Zentroa Centro Universitario para la Transformación de Conflictos Edita Departamento de Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco Textos Lucía Gorbeña Etxebarria Carlos Romera Antón Diseño y maquetación Iñigo Romera Traducción Lurdes Amundarain © de los textos Autores © de esta edición Departamento de Justicia y Administración Pública del Gobierno V

martes, 5 de noviembre de 2019

Día de Difuntos.2 Noviembre 2019


Día de oración, reflexión y solidaridad con este mundo roto y bendecido en el que vivimos,  y donde nuestra M. General, Barbara Dawson, nos invita a a ser artesanas de esperanza.

Aparición de Jesús a Tomás. Juan 20. 24.31

La Comunidad nos reunimos en el cementerio del pueblo para recordar, agradecer y suplicar por todas las hermanas RSCJ que nos han precedido en Santa María de Huerta.
El pueblo recuerda, adorna las tumbas  y reza por sus difuntos


Leemos este libro, de Toni Sanchez Bernal, de la editorialKolima, publicado en Mayo de 2019







En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación

darte gracias siempre y en todo lugar,

Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.

En él brilla la esperanza de nuestra feliz resurrección;
y así, a quienes la certeza de morir nos entristece,
nos consuela la promesa de la futura inmortalidad.
Porque para los que creemos en ti,
la vida no termina, sino que se transforma,
y al deshacerse esta morada terrenal,
adquirimos una mansión eterna en el cielo.

(Prefacio de la Eucaristía de Difuntos)